Si has decidido que necesitas ayuda con la publicidad de tu empresa en internet y vas a contratar a un Community Manager hay una serie de cosas que debes saber:

1. Planificación. 

En una gran empresa encontramos por un lado la figura del Social Media Manager y por otro lado la figura del Community Manager. Sin embargo los profesionales que trabajamos por nuestra cuenta para pequeñas empresas realizamos las tareas de ambos. 

El Social Media Manager lo que hace es elaborar la estrategia que se recoge en el Social Media Plan. Este documento hace un análisis de: 

  • Los objetivos de la empresa: misión y visión
  • Estado actual de la empresa en internet
  • Público objetivo
  • La estrategia de marketing 
  • Las acciones a seguir en redes sociales e internet
  • Las tácticas a seguir por el Community Manager 
  • Recursos disponibles 
  • El presupuesto
  • Análisis de la competencia 
  • Conclusiones 

Para realizar este análisis el profesional necesita de la ayuda del cliente. El Community Manager no conoce su mercado a no ser que haya trabajado antes con el sector y por supuesto no conoce las particularidades de la compañía y todos los pormenores que el cliente conoce bien. 

Es necesario una reunión donde se ofrezca información por ambas partes para elaborar una estrategia exitosa. 

2. CONTENIDO 

Este punto lo pondría con subrayado, luces de neón y bocinas. Es ABSOLUTAMENTE IMPRESINDIBLE que el cliente aporte contenido al proyecto: fotos, videos, artículos propios… material PROPIO creado por el cliente o bien por una empresa para tal efecto. De nada sirve compartir contenido de otras páginas si tu empresa no aporta nada en su perfil, nadie te seguirá. Y por supuesto la generación de marca no será posible y esto es muy importante. 

Los Community Manager por cuenta propia también solemos asumir el rol de creadores de contenido a la hora de retocar fotografías, banners, videos… que el cliente nos hace llegar. Sin embargo si el cliente no nos aporta material propio, aunque sea la base para que creemos a partir de él, nuestro trabajo se hace difícil, por no decir imposible. 

El resultado de no mandar NADA, no contribuir a la creación de contenido o poner los medios para ello (por ejemplo contratar un fotógrafo) es obtener unos perfiles vacíos, con información repetitiva y que son imposibles de sacar adelante.  

La empresa debe aportar contenido propio al Community Manager

3. Publicidad

Además del sueldo del Community Manager deberás contar con un presupuesto para realizar anuncios. El Community Manager se encargará de programarlos con el contenido facilitado o creado, los controlará y te enviará los informes. 

Es MUY difícil progresar con tu marca si no inviertes en publicidad. A no ser que tu contenido sea tan novedoso que la gente siga tu página e interactúe solo por eso.

La publicidad en redes sociales se puede realizar desde solo un euro. Pero la experiencia me dice que al menos hay que invertir una media de cien euros para crecer de verdad y la interacción tenga un volumen aceptable. Si además de en Facebook e Instagram quieres publicitarte en Google Ads, Twitter o LinkedIn el presupuesto todavía será mayor.  

No puedes esperar un gran progreso sin realizar esta inversión ya que el algoritmo de Facebook (del que un día hablaré) hace auténtico bullying a los “marginados” en redes sociales (pocos seguidores y poca interacción).

Además si has contratado un Community Manager, te aseguro que será mediante la creación de anuncios donde le sacarás todo el potencial ya que controlamos de forma profesional las cuentas de anuncios de las diferentes redes. Las publicaciones las puedes escribir tú mismo para tu empresa si tuvieras tiempo, puedes buscar tu los seguidores, puedes contestar los mensajes… Pero te garantizo que una persona no profesional no puede realizar una campaña perfectamente segmentada y efectiva y le va a costar horrores tratar con herramientas como Facebook Ad Manager.

Una estrategia de marketing digital debe destinar una parte del presupuesto a publicidad

4. Multicanalidad

La mayor parte de los productos/servicios no pueden venderse únicamente por redes sociales. Lo ideal es una estrategia multicanal: venta desde la web, cara a cara, con ayuda de terceros, mediante tienda física, etc. 

Esto cobra especial importancia en productos de alta implicación: coste elevado para el público al que nos dirigimos. 

El Community Manager hará su trabajo en redes sociales y buscadores, pero es necesario que el cliente esté realizando su trabajo por otros medios. Si no es así la estrategia se queda “coja”, el resto de acciones necesarias para que la empresa funcione no se realizan y las ventas no se producen.

5. Transparencia

Al igual que la estrategia de marketing digital se elaborará conjuntamente en el Social Media Plan la ejecución de la misma debe llevarse de forma conjunta. 

Tiene que haber feedback entre cliente y Community. Es interesante instalar el Pixel de Facebook en la web a la que vamos a dirigir el tráfico de la publicidad así como que el Community Manager tenga acceso a la cuenta de Google Analytics. De esta forma el profesional del marketing tiene información de la efectividad de sus campañas sin tener que consultar continuamente al cliente. 

Aunque por supuesto no está de más que el cliente informe: “me están consultando mucho sobre este tema”, “he recibido llamadas de esto otro”, etc. 

6. Paciencia

Se que esto te está costando dinero, pero por favor, ten paciencia. El departamento de marketing es el motor de la empresa, es de donde salen las ventas. Si los perfiles sociales los inauguramos hace un mes no puedes pretender obtener ventas ya. Primero nos centraremos en generar marca, que nuestro entorno nos conozca y sepa claramente que estamos haciendo. Cuando llevemos un tiempo en redes y nos hayan visto una y otra vez en sus pantallas empezaremos a generar confianza. Y después de la confianza llegarán las ventas. 

El marketing por desgracia no es una ciencia exacta. Una misma estrategia puede dar resultados distintos para dos negocios del mismo sector. Lo “bien” que caiga una campaña depende de factores humanos y los humanos somos imprevisibles. 

Por eso es necesario revisar la estrategia y las tácticas a menudo, especialmente al principio cuando todavía no sabemos qué funciona con tú negocio y qué no. 

Para entenderlo mejor puedes ver este esquema del famoso embudo del marketing: 

El embudo del marketing

Espero que este post lo lean tanto los profesionales del sector como los clientes que cuentan o van a contar con un profesional ya que creo que ayudará a ambas partes a no perder tiempo ni dinero. 

¿Te ha gustado este post? ¡Califícalo!
[Total: 0 Average: 0]

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡Habla conmigo!