A priori os preguntaréis qué hace un artículo sobre conspiraciones en mi blog, qué tiene que ver esto con las redes sociales y si me he vuelto loca o he sido aducida por la Nave del Misterio. Lo cierto es que acabo de ver el documental de Netflix llamado “La Tierra es plana” y he visto la importancia de las redes sociales en un proceso de difusión de ideas que ha durado menos de cinco años.

Campo de cultivo para todo tipo de teorías

Desde que existe en internet cualquiera puede informarse o desinformarse fácilmente. Para el “investigador” googleniano es fácil sentarse en su silla de ordenador y convencerse de una idea por descabellada que sea. Y por supuesto, al día siguiente, cualquier “sabio” de un foro convencerle de todo lo contrario.

Hay artículos de blog, y especialmente videos de Youtube, capaces de crear teorías de lo más disparatadas dando una veracidad al tema digna del mejor actor de Hollywood. Y es que la capacidad del ser humano es asombrosa.

Conspiraciones: quiero creer

Esa capacidad que tenemos para crear teorías que parecen irrefutables se junta con la credulidad sin limites. Sin tener conocimientos de un tema podemos creer cualquier cosa, y si además esa teoría es fácil de entender te seguiré dónde tú me digas.

¿Cuánta gente conocéis que comparte artículos en su Facebook de fuentes absolutamente dudosas y las creen y defienden? Esto es algo muy común en las personas que ahora rondan los 50 años y que están acostumbrados a la prensa tradicional, donde la información que se distribuía era real y contrastada (pasada por el filtro ideológico por supuesto). Ni que decir tiene que la mayoría de las noticias falsas que se difunden son sobre política y (¡oh sorpresa!) comparto las que le vienen bien al partido político al que estoy afiliado.

La fórmula es clara:

No tengo ni idea de esto, busco información.

Esta información va acorde a mis creencias e ideología y la entiendo facilmente. Me gusta.

Ni miro la fuente, pero todo cuadra para poder decir que yo tenía razón. Comparto.

Las conspiraciones son los alimentos ultraprocesados de la información: sabrosos y fáciles de comer pero a la larga pueden ser dañinos si no se comen con moderación.

Conspiraciones famosas

La necesidad de sentirnos parte de algo, de un grupo de gente que cree algo no convencional, que se sale de la normalidad, nos hace sentirnos especiales.

¿Qué ocurre cuando una teoría es lo suficientemente “creíble”, argumentada y disparatada? Qué se viraliza. Hay millones de personas ahí fuera queriendo creer, queriendo ser parte de una comunidad, estamos faltos de espiritualidad y la religión ya es demasiado mainstream.

Por este motivo surgen teorías como las siguientes:

Famosos vivos o muertos

Hitler está vivo, Elvis Presley está vivo, Michael Jackson está vivo y Avril Lavigne está muerta. ¿Qué te cambia a ti esto la vida? Absolutamente nada, pero ya eres parte del grupo que cree en ello.

Buscas en foros y “todo cuadra” , las fotos no mienten, Avril Lavigne murió y su música murió con ella, ahora tiene una doble.

No sabemos qué ganan las agencias de inteligencia ocultándonos la verdad al resto de mortales, especialmente en este tema, pero estoy segura que alguien tiene una buena teoría sobre ello. ¿Y tú, amigo solitario detrás de la pantalla qué haces? Lo difundes. Gracias Facebook, gracias Twitter por ayudarme a llevar la verdad a mis semejantes.

Conspiración. Hay una doble que suplanta a Avril Lavigne.

Tierra plana

Llegamos al tema que me inspiró para este post. La Tierra es plana. Paren el mundo que yo me bajo, nunca mejor dicho. En 2019 estamos debatiendo cosas de lo más locas: ¿prohibimos otra vez el matrimonio homosexual? ¿la Tierra es plana? ¿y si volvemos a quemar brujas?

Un señor de Estados Unidos, el cual tiene conexión a internet, se abre un canal en Youtube (ya hay otro iluminado hablando de esto pero este es más listo y sabe venderlo) y sale diciendo que la Tierra es plana. Ojo, diciendo, que no argumentando, porque él mismo nos cuenta que le dio la inspiración una noche y se puso a grabar. Reconoce ser un fanático de las conspiraciones.

Más de 16 millones de reproducciones. Unas ideas de lo más descabelladas difundidas a un nivel considerable en un periodo de no más dos años.

Total que este hombre, que podría haberse quedado en un loco más hablando en internet de sus rayadas mentales, acaba formando toda una comunidad de seguidores (les podríamos llamar fieles) que mantienen una especie de sociedad. Este hombre de llama Mark Sargent y ha sido capaz de reunir a gente en conferencias para tratar ir contra un tema argumentado y probado durante cientos de años.

Uno de los videos de Mark Sargent a favor de que la tierra es plana

Junto con él, hay otros visionarios y lo mejor de todo es que cada uno tiene su propia teoría dentro del terraplanismo. El ser humano es maravilloso.

En Facebook tenemos la “Flat Earth Society” con 202 375 seguidores. Y cada vez más y más estadounidenses y personas de todo el mundo uniéndose a la locura colectiva. Porque lo que explican es muy fácil de entender y es tan “cool” ir en contra del mundo, que, por Dios, tiene que ser verdad.

Contra toda explicación

Para no defraudaros os diré que una parte de la sociedad terrraplanista hace experimentos para refutar sus teorías. Lo malo es que todos “salen mal” según ellos… pero siguen intentándolo ¡ese es el espíritu!

Y si el video anterior os ha destruido el cerebro, tranquilos, os traigo la ciencia como antídoto, que no quiero que os acabéis uniendo a ellos y acabemos quemando las bibliotecas:

QuantumFracture: Argumentos científicos de que la tierra no es plana.

Sí, sé que la ciencia no es tan fácil de entender y que lo otro os motivaba más, pero así es la vida.

Illuminatis o torres gemelas. La historia interminable.

Me atrevería a decir que cada día aparece un nuevo visionario creando una teoría nueva, echando la caña para ver cuántos peces pican. Los hemos tenido de todos los colores, una conspiración por cada personaje, evento importante… ¿Quieres más ejemplos?

Y para hacerlo ahora solo necesitas un ordenador y una cámara (y esto último podría ser prescindibles) ¿qué más quieres? elabora tu propia teoría, crea tu propia Iglesia, las redes nos lo ponen fácil ¡sal ahí fuera y predica!

¿El por qué de todo esto?

Hay dos tipos de motivaciones: para el que cree ser parte de un grupo alternativo, para el que hace creer ganar dinero. It’s all about the money.

Cada secta que aparece tiene una única misión en este mundo ¿la felicidad de sus seguidores? No, ganar dinero. ¿Y quién gana dinero? Pues al igual que sucede en una empresa piramidal, los que están arriba se enriquecen a costa de los que están abajo. El que cree suele entrar al trapo en una situación complicada de su vida (divorcio, viudedad, soledad…) y el que manda le guía para quedarse con su dinero y anularle como persona. Porque por si esto fuera poco el fiel seguidor además de empobrecido suele acabar marginado pues todo su entorno le toma por un loco.

Una mentira creada fácilmente y difundida fácilmente gracias a internet puede traer consecuencias muy negativas.

Redes sociales

Las redes sociales son una herramienta poderosísima para todo tipo de publicidad. Llegas a mucha gente en poco tiempo y si vienes con un. mensaje polémico prepárate para ser disparado directamente a la fama.

  • Youtube puede convertirse en la Iglesia perfecta para predicar.
  • Facebook puede unir en grupos a todos esos fieles hambrientos de socialización.
  • Instagram puede encumbrar al líder de un movimiento.
  • Twitter difunde titulares de forma fácil y rápida. Al alcance de cualquier mente pensante que no quiera darle muchas vueltas a las cosas.

Y así hasta el infinito. Las redes sociales son poderosas, pero ya sabemos que el poder en las manos equivocadas es destructivo.

¿Te ha gustado este post? ¡Califícalo!
[Total: 1 Average: 5]

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡Habla conmigo!